En este artículo quiero hablar sobre el inventor del teléfono. No va a ser un post larguísimo con muchísimos detalles, fechas y nombres, sino más bien una breve introducción a este tema que me parece curioso: ¿cómo hemos pasado de mandar lechuzas mensajeras a subir stories en Instagram?

Antes de nada decir que la invención del teléfono es cosa de muchos. Diferentes personas fueron descubriendo y mejorando los aspectos del anterior.

Antonio Meucci, el inventor del teléfono

El 14 de enero de 1876 dos hombres, Alexander Graham Bell y Elias Gray se presentaron en la Oficina de Patentes de Nueva York para registrar un inaudito e insólito invento: el teléfono. No obstante, fue Antonio Meucci el autor del “teletrófono” unos años antes entre 1854 y 1871, que creo y patentó respectivamente.

El invento se basaba en la misma base de transmisión del sonido que la que hacemos de pequeños al dos botes vacíos de yogur unidos por un cable.

El teléfono, uno de los imprescindibles de nuestro salón

A partir de este momento, la telefonía fue evolucionando hasta crear grandes centrales telefónicas que conectaban miles de casas. La posibilidad de estar en contacto con personas que vivían en otro sitio abrió un sinfín de posibilidades, una comunicación mucho más rápida, avances en tecnología militar, etc.

Tanto es así, que prácticamente todas las casas del mundo tenían su propio teléfono fijo. Un imprescindible en el salón, como podía ser la TV.

No obstante, esa época dorada de los teléfonos fue pasando poco a poco al otro barrio. La telefonía móvil estaba quitándole terreno al fijo gracias a su versatilidad y comodidad. Del mismo modo que Internet está desplazando sin piedad la televisión tradicional.

Inventor del teléfono móvil

La telefonía móvil iba a revolucionar el mundo, la forma de comunicarnos y de interactuar con el mundo. Pero antes de todo esto, los móviles eran mucho más básicos y grandes.

Los primeros antecedentes de los móviles fueron las tecnologías de radiofrecuencia usadas en los servicios de radio.

Poco a poco fueron apareciendo los primeros móviles, que eran de gran tamaño y disponían de grandes antenas. Con los años la tecnología fue avanzando hasta perfeccionar el diseño y fueron creando móviles cada vez más pequeños y manejables.

Con la tecnología móvil digital apareció la posibilidad de conectarse a Internet, los teléfonos empezaron a ofrecer más servicios que la mera comunicación por voz o los SMS, navegadores para páginas web, juegos, calculadora, incluso algunos empezaban a tener cámaras para realizar fotografías.

Steve Jobs, el “inventor del teléfono inteligente”

Los smartphones, PDA’s y demás dispositivos conectados ya existían antes de la presentación del iPhone, pero dada la relevancia y la innovación que presentó Apple en 2007 con su primer móvil hizo que para muchos el inventor del teléfono moderno sea Steve Jobs.

Si bien es cierto que usó tecnologías ya presentes, estableció el modelo de smartphone que ha llegado hasta nuestros días. La idea era tener un móvil todo pantalla, sin stylus ni teclado físico. Además, que pudiera conectarse a Internet y se pudiera navegar por las páginas web de forma cómoda, como si fuera un PC.

No obstante, lo que más importancia tuvo, fue la presentación del App Store, ese concepto de poder descargar y comprar aplicaciones e instalarlas en tu dispositivo móvil.