Si eres uno de propietarios del nuevo Aquaris A4.5 con Android One, quizá te hayas quedado sin datos en tu tarifa de repente. Esto se debe a que el sistema descarga la actualización a Android 6.0 automáticamente estés donde estés.

El problema viene de parte de Android One, que no permite limitar la descarga de las actualizaciónes por wifi. Así pues, cuando los servidores de Google lanzan una actualización el móvil empieza a descargarla sin avisar
Si durante la descarga el móvil está conectado al Wifi no hay ningún problema, pero en caso contrario, descargará más de 500MB de tus datos.
Al contrario que sucede en Android One, con el Android modificado por BQ podemos escoger cuando descargar las actualizaciones y activar la opción de solo wifi. Simplemente esperamos que con una actualización de firmware arreglen este problema.
¿Tienes un A4.5? ¡Cuéntanos si también te ha pasado!