Llevo ya casi un mes usando el nuevo BQ Aquaris A4.5 con Android One y esto me ha servido para poder dar una opinión más clara de este sistema operativo. Cuando salió al mercado, hice algunas comparativas (sobre el papel) donde recomendaba 100% las bondades de esta versión de Google, pero, ¿todavía pienso igual?

Por eso quiero hacer esta pequeña comparativa entre el sistema operativo Android de BQ y la versión Android One. Porque pese a que BQ no añade prácticamente nada en su firmware, hay algunas pequeñas diferencias que para mí son importantes.



Android modificado por BQ
Vamos a ver primero las cosas negativas del Android de BQ; por una parte vemos que dispone de muchas menos actualizaciones que la versión One (obviamente). Además de las escasas actualizaciones (normalmente una, si venimos de 5.1 a 6.0 por ejemplo), existe una demora importante entre ellas que, aunque comprensible por el proceso de elaboración, no deja de perjudicar al usuario frente a la versión One.

Por otro lado tenemos otros muchos aspectos positivos como por ejemplo el gran trabajo de optimización del sistema y varios añadidos muy útiles que no aparecen en el Android 100% limpio. Entre estos añadidos vemos la configuración del LED, un botón para cerrar todas las apps abiertas, poder ordenar los iconos de la barra de tareas, etcétera.

Mencionar también como punto positivo los botones en el chasis cosa que no nos quitará espacio de la pantalla.


Android One
Aquí tenemos pocas cosas negativas que objetar, en cualquier caso uno de los principales fallos de Android One es la descarga automática de las actualizaciones, y la poca personalización que nos ofrece.

Los puntos positivos son más que evidentes, las últimas actualizaciones con sus respectivas características, soporte directo de Google, y los botones en pantalla que pueden adaptarse según la aplicación (siempre que el diseño del móvil esté adaptado).


Conclusión
Después de usar durante un tiempo Android One, me decanto por el software de BQ sobre todo por añadidos y su optimización sacrificando un poco las actualizaciones. Para crear mi software perfecto simplemente tendríamos que tener las mismas actualizaciones del Android One en la versión BQ.

¿Y para ti cuál es el firmware perfecto? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!